comprar moviles chinos
es
ar
en
zh-hans

China en una encrucijada económica y financiera

China en una encrucijada económica y financiera.

Las reformas bucean en aguas turbulentas

 

El sistema financiero de China puede llegar a obstaculizar las políticas de reforma y crecimiento económico. Los bancos podrían estar acumulando enormes cargas de deudas incobrables. Una contracción del crédito es la respuesta del gobierno a las malas prácticas bancarias, pero esa política posibilitaría dificultar más el funcionamiento de todos los motores del crecimiento económico chino. Los datos comerciales chinos de junio son decepcionantes y el aumento del yuan frente al yen y el dólar de EE.UU. no está ayudando.

El sistema bancario oculto de China está saliendo de las sombras mientras el gobierno busca frenar el exceso de préstamos que teme que podría salirse de control. El Banco Popular de China, el banco central, quiere que el mundo sepa que está anoticiando a los bancos del país: el dinero fácil y la especulación se alimenta deben parar. Los bancos tuvieron que aumentar los controles de riesgo y mejorar la gestión de tesorería. Tuvieron que hacerlo evitando una mentalidad de “estampida”.

El Banco Central de China precipitó una crisis de liquidez entre los bancos, que elevaron sus tasas de interés a corto plazo, con fuertes alzas. Estas medidas drásticas buscan frenar a los bancos que participan en transacciones complejas, que involucran ocultar y securitizar préstamos de riesgo, para que los reguladores no puedan notarlos. Estos eventos dieron lugar a una fuerte venta masiva de acciones en todo el mundo. Los inversionistas temen que se pueda retrasar aún más el crecimiento de la economía china Sin embargo, su sistema bancario sigue siendo poco trasparente, tanto para los mismo chinos, como para los extranjeros. La cifra total de la crisis de liquidez que afectó a China en junio todavía tiene que fluir a través de la economía real. Según una encuesta de Bloomberg News entre economistas, esta contracción monetaria “puede reducir el crecimiento del crédito este año por 750 mil millones de yuanes (alrededor de USD 121 mil millones).”

18

“El gobierno sabe que algunos bancos están haciendo cosas que no son prudentes”, dice Yukon Huang, un asociado senior de la Fundación Carnegie para la Paz Internacional en Washington. “Algunos de ellos están tomando el dinero fácil y creando esquemas Ponzi. El gobierno está diciendo, ‘No hagas eso nunca más. Y no cuentes con el gobierno para salvarte. ”

Li Keqiang, el primer ministro de China, quien asumió el cargo en marzo pasado, ha prometido un enfoque más orientado hacia el mercado en la gestión de la economía. Sin embrago, hay grupos de interés que a veces se resisten a la presión desde el centro del gobierno o recurren a los aliados en la dirección central para bloquear reformas. El objetivo del gobierno es frenar el aumento sostenido y potencialmente peligroso en la llamada banca en la sombra. Esta funciona así: los bancos piden prestado a la baja tasa interbancaria, a continuación prestan a grupos empresarios y bancos más pequeños, quienes a su vez hacen préstamos de mayor riesgo. Existen crecientes preocupaciones que los buenos tiempos podrían ser parte del pasado,  porque el sector bancario podría esconder gigantescas deudas incobrables.

El gobierno chino tiene las herramientas de política para hacer frente a una crisis; estas incluyen enormes reservas de divisas y la capacidad para obligar a los bancos estatales a prestar en un momento de crisis. Los bancos prestaron una enorme cantidad de dinero en el primer semestre de este año, y sin embargo, el crecimiento ha sido tibio. La industria ha empezado a contraerse, según una encuesta reciente, y los bancos parecen desesperados por más dinero. Analistas influyentes en todo el mundo están ahora revisando sus previsiones de crecimiento económico chino a la baja y alertan que la negativa del banco central de China de aliviar la falta de liquidez de los bancos comerciales, inyectando más dinero en la economía, podría llevar a algunos bancos más pequeños al default. También advierten de otros peligros que enfrentan los responsables de las políticas económicas de China. Si el mercado inmobiliario tambalea, algunos analistas temen que podría golpear la economía en su conjunto.

Las exportaciones de China han sido muy dinámicas a principios de año, según estadísticas oficiales. Aunque algunos analistas han cuestio

China en una encrucijada económica y financiera

nado las estadísticas comerciales. Estas pueden estar siendo manipuladas por los especuladores que pretenden vender productos en el extranjero, con el fin de traer dinero al país, que luego usarían para especular en los mercados financieros. Las más recientes cifras de exportación han sido menos sólidas, posiblemente afectadas por la moneda china, el renminbi o yuan, que se ha fortalecido en el último año frente al dólar estadounidense y el yen japonés.

 

El primer ministro y su equipo económico están tratando de actuar rápidamente para evitar una crisis en el futuro, después de años de crédito fácil y el fuerte gasto en la industria, el sector inmobiliario y la infraestructura. Aunque, si presionan demasiado duro, dicen los analistas, una economía ya debilitada podría bloquearse, y ver sumergirse el crecimiento por debajo del 7 por ciento, creando más problemas para el sector bancario.

La combinación de lenta expansión económica y la contracción de la liquidez presentan uno de los mayores desafíos a los dirigentes recién instalados en la cúpula del poder en Beijing. La economía de China ha estado mostrando señales de desaceleración en los últimos meses. Los economistas de HSBC, un banco líder a nivel mundial, se unió a otros bancos de relevancia global, advirtiendo sobre la reducción en las previsiones de crecimiento para la economía china este año. El índice preliminar de los gerentes de compra, publicado por HSBC y compilado por Markit, cayó a 48,3 puntos en las tres primeras semanas de junio, su nivel más bajo desde septiembre pasado y por debajo de una cifra final de 49,2 en mayo. Una lectura por encima de 50 indica crecimiento, y algo por debajo, marca señales de contracción. “Beijing prefiere utilizar las reformas en lugar de estímulo para sostener el crecimiento”, apuntó Qu Hongbin, economista jefe de HSBC para China, en un comunicado que acompaña a los resultados de la encuesta. “Si bien las reformas pueden impulsar el crecimiento a largo plazo, tendrán un impacto limitado en el corto plazo.”

Los datos sobre el comercio exterior de China en Junio, publicados hace unos días, fueron una gran decepción, ya que tanto las importaciones como las exportaciones cayeron inesperadamente año contra año. La disminución de las exportaciones mensuales fue la primera, en un mes sin días festivos, desde la crisis financiera. Muchos economistas estiman que datos débiles en el comercio exterior podrían estimular a Beijing para devaluar el yuan, una medida que podría ser problemática para las relaciones Estados Unidos-China, y para los socios comerciales de China en todo el mundo.

“Los controles macro deberían mantener el desempeño de la economía en un rango razonable, mantener la tasa de crecimiento y el nivel de empleo e impedir que la inflación suba por encima de un límite establecido”, aseguró el primer ministro Li Keqiang recientemente. Barclays Capital, una división de otro banco líder a nivel global, ha acuñado el término “Likonomics” para describir las políticas del primer ministro Li. Los tres pilares de esta política son según Barclays, “sin estímulo, el des apalancamiento y la reforma estructural.”

La transparencia no es el fuerte del gobierno chino, por lo que si bien hay señales de que cosas importantes están sucediando, es difícil estar seguro de ello. En cualquier caso, el largo y caluroso verano apenas comienza y la economía tiene más debilidad por delante.

Sobre el autor: Puerta a China

Consultora establecida en China desde 1999 especialista en comercio internacional, importar y exportar a China.

Deja un comentario