comprar moviles chinos
es
ar
en
zh-hans

China hacia un modelo de mayor consumo interno

China hacia un modelo de mayor consumo interno.

El desafío económico chino para la próxima década.

 

La debilidad de los principales mercados de exportación chinos, combinada con un modelo centrado en la inversión y el comercio exterior, han generado distorsiones que deben corregirse. La receta es girar el modelo chino hacia una mayor dependencia del consumo interno para generar un crecimiento sostenible a tasas altas.

Durante los últimos años altos dirigentes de China han repetidamente descripto al actual modelo económico del país como “falto de coordinación, inestable, desequilibrado e insostenible ” Esta forma de expresarse está en marcado contraste con lo que ha sido una década de aparente éxito: el crecimiento económico de alta velocidad y el rápido ascenso chino en las filas de los países de ingresos medios. ¿Cómo se explica esta incongruencia entre la retórica y los registros económicos? Las autoridades chinas han evaluado correctamente que la economía del país y su vertiginoso crecimiento en la última década se han basado en altísimos niveles de inversión y la represión sistemática del consumo privado. Ello ha resultando en un modelo de crecimiento intensivo en capital que no ha generado aumentos adecuados en el consumo interno y el empleo. En su lugar se ha construido significativas distorsiones en la economía.

Reequilibrar una economía tan grande como la de China es una tarea larga y complicada. Afortunadamente las recetas de política económica son relativamente claras. Los desequilibrios de la economía china fueron creados por las distorsiones a tres de los más fundamentales precios de la economía: tasa de interés, tipo de cambio y precio de la energía. Una red de seguridad social poco desarrollada y los altos niveles de la desigualdad de ingresos han exacerbado los desequilibrios. Las políticas de este reequilibrio deben centrarse en permitir que estos precios clave sean más determinados por el mercado. El gobierno debe aumentar las transferencias sociales y orientar al trabajo hacia una más equitativa distribución de la renta. La mayoría de estas propuestas de políticas económicas no son nada nuevo.  La naturaleza y la evolución de la economía china, sin embargo, han cambiado la importancia relativa de estas distintas políticas de reforma. Específicamente, el descenso en el superávit de cuenta corriente de China y, por consiguiente, menores tasas correspondientes de intervención en el mercado cambiario, han reducido la importancia de la reforma del tipo de cambio relativa a la reforma de la tasa de interés. Además, las nuevas revelaciones sobre los altos niveles de desigualdad de ingresos en China han llevado a ponderar explícitamente la relación entre la desigualdad de ingresos y reequilibrio económico.

La ecuación ahorro-inversión indica que la diferencia entre el ahorro nacional y la inversión nacional es igual al superávit en cuenta corriente. Para decirlo más sencillamente, la producción que no se consume o se invierte en el país es enviado al extranjero. Las políticas de China que reprimen el consumo incluyen tasas reales negativas de interés sobre los depósitos bancarios para las familias, un tipo de cambio subvaluado, una red de seguridad social delgada, y las restricciones a la capacidad de los trabajadores a organizarse y exigir salarios más altos. Este nivel de consumo suprimido, combinado con subvenciones a una súper-producción genera un gran superávit comercial.

China hacia un modelo de mayor consumo interno

Mientras que el reequilibrio externo que ha tenido lugar en los últimos años es real, no se ha producido de una forma ideal. Para balancear la ecuación ahorro-inversión, en los últimos años, la tasa de inversión en China se ha disparado, por lo que el superávit en cuenta corriente se ha reducido. Esto sólo agrava el problema del exceso de inversión en China. Una manera mucho más conveniente de reducir los desequilibrios externos habría sido para bajar excesivamente alta tasa de ahorro china, volcando los recursos hacia el consumo en el mercado interno. Esto traería grandes beneficios a la economía global, ya que la demanda efectiva de China, así generada, ayudaría por medio de las importaciones de bienes y servicios de alto valor agregado, a sacar a las economías desarrolladas de la recesión o impulsar el crecimiento lento. Además, generaría una economía global más armónica y equilibrada.

Las máximas autoridades chinas están trabajando en este sentido. El anterior primer ministro Wen Jibao declaró, en 2012 “Debemos acelerar la reestructuración de la política económica acrecentando la demanda interna, sobre todo el consumo, la innovación y el ahorro energético para la construcción socialista en lo económico, político, cultural y social, preservando la estabilidad” También destacó “ Debemos paliar el desequilibrio y la descoordinación y abordar presiones sobre el empleo, desarrollo de la agricultura, aumento de ingresos de los campesinos, exceso de capacidad productiva de ciertos sectores y el desmesurado consumo de energía.”  Wen, entonces, ratificó que el consumo es la clave para destrabar el potencial pleno de la demanda doméstica, en una economía de unas 1.300 millones de personas, reduciendo los excesos, la ineficacia y la desigualdad. “Debemos tomar con firmeza el camino de  expansión de la demanda doméstica, como nuestra estrategia de largo plazo para el desarrollo económico”,  aseveró Wen ante los delegados reunidos en el Gran Salón del Pueblo para el encuentro anual del Congreso Popular Nacional de China, que finalizó en marzo de 2013, con el cambio de guardia de las máximas autoridades de China. El plan es el mapa que seguirá la administración entrante dirigida por Xi Jinping, quien asumió formalmente como presidente al final de la sesión, con Li Keqiang tomando el puesto de primer ministro.

Video.

Crecimiento y futuro de China.
Buttonwoods’ Gatherings – The Economomist
China’s Future and Growth
Moderator: Vijay Vaitheeswaran
China’s Businees Editor The Economist
Speakers: Ronnie Chan
Hang Lung Properties / Real Estate Expert
Kenneth Liberthal Senior Fellow
Brookings Institution
Global Economy

Sobre el autor: Rodolfo Jardon

Editor periodistico

Deja un comentario