comprar moviles chinos
es
ar
en
zh-hans

Relaciones Comerciales entre China y España

Relaciones Comerciales entre China y España.

Relaciones que adquieren mayor importancia con el paso del tiempo

 

En tiempos de crisis para las economías de la Unión Europea y dificultad en otros mercados claves para el comercio exterior español, el Asia y particularmente China son, al mismo tiempo un desafío y una oportunidad. La demanda efectiva de la creciente clase media china, de productos y servicios, debe marcar el horizonte de toda estrategia de las empresas.

China es el décimo quinto mercado global para España (el principal en Asia, por delante de Japón) y cuarto suministrador exterior (casi a la altura de Italia en 2009). Es además el primer responsable del déficit comercial español. En 2009, las exportaciones ascendieron a 1.989 millones de euros, frente a unas importaciones por valor de 14.454 millones. El desequilibrio de la balanza comercial en 2012 arrojó un saldo negativo de Euros 13.865.millones. Este déficit surge de importaciones por Euros 17.631.millones y exportaciones por Euros 3.765 millones. La comparación con el peor año de la crisis global resalta dos datos, a saber, el ritmo de actividad se ha recuperado, pero el déficit persiste.

Relaciones Comerciales entre China y España

Los problemas que aquejan nuestras relaciones comerciales son fáciles de resumir: escasa significación, desequilibrio, reducida diversificación y poca imagen de España en el gigante oriental. La progresiva adquisición de deuda española en cuantías significativas o la compra en el pasado octubre de 2010 del 40% de la filial del grupo petrolero Repsol en Brasil por parte de Sinopec (5.400 millones de euros), pudieran marcar un rumbo de mayor intensidad en las relaciones bilaterales. Durante la visita del entonces vice- primer ministro, Li Keqiang a España se acordó la creación de dos grupos de trabajo (sobre energía y promoción de inversiones) que pueden detallar una agenda explicita de oportunidades. La creación de un Centro de Mercancías Españolas en Beijing puede contribuir a una mejor difusión y presencia de productos en áreas como la moda, el vino, calzado o marroquinería.

La evolución del comercio bilateral con China ofrece una perspectiva de claro crecimiento en la primera década de 2000, si bien con estancamiento y disminución de las exportaciones españolas, coincidiendo con la crisis, en 2008 y 200). La mayoría de las exportaciones españolas a China son insumos para su industria. En el ejercicio 2009, las importaciones de China se vieron reducidas de media un 29,47%, mostrando en 2010 claros signos de una paulatina recuperación, que se confirma y solidifica en 2012.  Por otra parte, cabe señalar que cinco Comunidades Autónomas (Cataluña, Madrid, País Vasco, Andalucía y Comunidad Valenciana) acumulan cerca del 75% de las exportaciones a China, concentradas básicamente en el eje Beijing-Tianjin y las áreas de Cantón y de Shanghai. Así pues, pese a las limitaciones, algunos datos parecen invitar al optimismo (como el aumento de la presencia empresarial en China de un 70 por ciento en solo tres años), demostrándose las potencialidades de esta relación y la necesidad de abordarla desde una perspectiva integral y sostenida.  La presencia empresarial española se centra en sociedades de servicios y oficinas de representación. Solo el 40 por ciento, aproximadamente, están involucradas en actividades directamente productivas.

Relaciones Comerciales entre China y España 2

Las posibilidades de cooperación en el sector financiero tienen como principal protagonista al Banco Santander (el único banco iberoamericano con presencia operativa en China continental) y el BBVA (que ha abierto delegaciones en Beijing y Shanghai, además de una filial en Hong Kong).

El turismo tiene buenas perspectivas. Durante la visita de Li Keqiang, España dio a conocer un plan para pasar de los 90.000 chinos que visitaron nuestro país en 2009 a300.000 en 2012 y un millón en 2020. La mejora de las conexiones aéreas y de la gestión administrativa en materia de visados son medidas inaplazables. Conviene tener presente que en 2010 China desplazó a España como tercer destino turístico en el mundo con 56 millones de llegadas internacionales durante dicho ejercicio, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Las mismas fuentes de la OMT resaltan que España recibe 100 turistas por cada 100 habitantes, mientras que China 4 por cada 100, resultado de su situación .demográfica.

La apertura de una representación del ICBC (Industrial and Commercial Bank of China, (la entidad bancaria más grande del mundo) o los anuncios de plena disposición para suscribir deuda española (China es ya nuestro segundo acreedor), pueden contribuir a atraer inversiones chinas a España y servir de aliciente para que las pymes españolas dispongan de más facilidades y menos temores a la hora de acercarse a China. Es un proceso que debe ser fomentado más intensivamente, teniendo en cuenta los planes de cambio de modelo en China, con el crecimiento económico basado en el consumo interno. La demanda efectiva de la creciente clase media china, de productos y servicios, debe marcar el horizonte de toda estrategia empresarial.

Sobre el autor: Puerta a China

Consultora establecida en China desde 1999 especialista en comercio internacional, importar y exportar a China.

Deja un comentario