comprar moviles chinos
es
ar
en
zh-hans

Relaciones comerciales entre China y Latinoamérica

Relaciones comerciales entre China y Latinoamérica.

Las economías de Latinoamérica y de China parecen ajustarse: mientras China demanda materias primas agropecuarias, mineras y energéticas, las economías de la región han prosperado proveyéndolas. Caso que guarda muchas similitudes con lo que sucede en  Australia. El cambio de modelo en China, basando el crecimiento en el consumo interno, brinda una oportunidad para evitar la primarización de las economías latinoamericanas.

  • Una visón retrospectiva.

A principios del siglo XXI, y espoleada por el ímpetu de la economía estadounidense, la economía global presentó un buen ritmo de crecimiento. En cuanto a la economía de América Latina, ésta comenzó su recuperación a finales de 2002. Por su parte, China puso en marcha durante este mismo periodo el X y el XI Plan Quinquenal, obteniendo buenos resultados y convirtiéndose en 2010 en la segunda economía más importante por volumen total del mundo.

En nueve de los últimos diez años (es decir, exceptuando 2009), el comercio entre China y América Latina ha mantenido un crecimiento acelerado constante. Incluso teniendo en cuenta el retroceso registrado en 2009, el comercio bilateral ha crecido a un promedio anual del 32,4% en este periodo. Las exportaciones chinas a Latinoamérica aumentaron de 8.200 a 91.800 millones de dólares (es decir, un incremento anual del 31,3%), y sus importaciones crecieron de 6.700 a 91.200 millones de dólares, (incremento anual del 34,5%).

El porcentaje que representa el comercio con América Latina respecto al volumen total del comercio exterior de China ha ascendido desde menos del 3% al 6% en los últimos 10 años; al mismo tiempo, China se ha convertido en un socio comercial muy importante para los países latinoamericanos. Las relaciones económicas y comerciales entre China y los países latinoamericanos se han ido estrechando de una manera que no tiene precedentes, conformando relaciones de complementariedad y beneficio mutuo.

10-

Por razones de índole histórica, la cooperación económica e inversora entre China y Latinoamérica se ha iniciado relativamente tarde. Al entrar en el nuevo siglo, los pasos en este campo aún no se habían acelerado lo suficiente. Según estadísticas del Ministerio de Comercio chino, hasta finales de 2007 las inversiones de carácter no financiero realizadas por China en América Latina y el Caribe sólo llegaban a 1.890 millones de dólares.

A pesar de los reveses que sufrió el comercio bilateral en 2009 a causa de la crisis financiera, ésta ofreció al mismo tiempo una oportunidad inesperada para la cooperación económica. Las estadísticas del Ministerio de Comercio muestran que, en 2010, las inversiones de tipo no financiero aumentaron hasta los 11.087 millones de dólares, lo que representó un incremento del 24% respecto al año anterior, y se firmaron 879 contratos de obras entre ambas partes, por un valor de 15.800 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 21%.

  • Los desafíos

Las exportaciones chinas a América Latina consisten fundamentalmente en productos industriales acabados, mientras importa principalmente materias primas. En 2008, entre los productos acabados exportados a Latinoamérica, los diez con mayor volumen de negocio representaron conjuntamente el 36,4% del volumen total de las exportaciones hacia esta región, mientras que las materias primas importadas desde Latinoamérica constituían para China el 67% de las compras totales a esta región. Esta configuración del comercio exterior la determina la estructura económica de los países latinoamericanos y la demanda de China, pero también revela que aún existe mucho territorio por explorar en el comercio bilateral.

Sin embargo, a pesar del espectacular desarrollo que ha experimentado el comercio bilateral en los últimos diez años, y del aumento de la proporción que representa en el comercio exterior total de cada parte, ésta sigue teniendo mucho margen para el crecimiento. Según estadísticas de la Aduana de China, el volumen de las exportaciones a América Latina supuso únicamente el 5,8% de las exportaciones totales del país, mientras que las importaciones desde esta región ocuparon tan sólo el 6,5%. Pero, desde el punto de vista del poderío económico, el comercio bilateral aún tiene un enorme potencial y espacio para desarrollarse en el futuro.

Tomada en su conjunto, en la última década la balanza comercial entre China y América Latina ha estado prácticamente en equilibrio; sin embargo, si analizamos país por país, no siempre ha sido así; por ejemplo, con Brasil, Argentina y México, siempre han mostrado desequilibrios comerciales. Cabe resaltar que el comercio con América Latina se centra en estos tres países y en Chile; así, en 2011, el volumen del comercio con estos cuatro Estados representó el 68,3% del total con la región, ocupando las exportaciones el 61,3%, y las importaciones, el 75,4%. China tuvo un déficit comercial de 10.400 millones de dólares con estas cuatro naciones, mientras que éste sólo llegaba a 432 millones de dólares en el comercio con toda la región, lo que pone de manifiesto el desequilibrio comercial con la mayor parte de las naciones latinoamericanas.

10-1

Desde la perspectiva de la economía global, las relaciones comerciales bilaterales están en una etapa de reajuste, por lo que, durante este periodo, se mantendrá un desarrollo relativamente rápido, si bien inferior al de la primera década del nuevo siglo. En el próximo lustro, China planea aumentar las importaciones y el consumo interior, lo cual servirá para fortalecer aún más las relaciones comerciales bilaterales.

Es posible que mediante el desarrollo del comercio de servicios, se pueda conseguir un desarrollo más equilibrado si tomamos conjuntamente este comercio y el de bienes. A la vez, las inversiones chinas están aumentando en Latinoamérica, en sectores estratégicos para ese país, como energía, petróleo y gas, minería. Ha comenzado recientemente, en la región, la internacionalización de la banca china. Las oportunidades están dadas para un crecimiento sostenible. Solamente hay que saber hacer frente a los desafíos y superarlos.

Sobre el autor: Puerta a China

Consultora establecida en China desde 1999 especialista en comercio internacional, importar y exportar a China.

Deja un comentario