comprar moviles chinos
es
ar
en
zh-hans

Sugerencias para no fracasar en los negocios con China

Sugerencias para no fracasar en los negocios con China

China no es una moda, uno de esos caprichos de los mercados que cambian de favoritos como de ropa. El gigante asiático es ya la segunda economía mundial. China todavía es un país en vías de desarrollo con una renta per cápita de solo 3.400 euros anuales. Sin embargo, el poder adquisitivo de sus ciudadanos se ha multiplicado por 92 desde la década de los setenta y la pobreza ha pasado del 98% al 37%. Esto ha provocado que la clase media china ya sea la más numerosa del mundo, incentivando el consumo de productos de gama media-alta. Por lo tanto, algunos institutos y escuelas de negocio ofrecen algunas pistas para no fracasar en el intento de hacer negocios en China. La paciencia, alianzas con socios locales y conocer la compleja legislación son algunas de ellas. No sería novedad que operaciones salgan mal al pasar por alto factores de tipo económico, legal o cultural.

China no es el Occidente. La paciencia es un valor a tener en cuenta cuando se trata de negociar en China. Un acuerdo rápido puede llegar a demorar cuatro meses, si es que existe algún tipo de conocimiento previo entre las partes.

Es importante respetar el modus operandi chino en los negocios, para causar una buena impresión y evitar malentendidos. Estos últimos se pueden soslayar si se contrata a un intérprete chino, que no sólo conozca el idioma, sino que esté familiarizado con usos y costumbres locales. El inglés es la lengua franca del mundo de los negocios, pero en ocasiones se pierden matices que pueden truncar un acuerdo.

En China hay tres tipos de visados: turístico, de negocios y de trabajo. En el caso de un empresario que va a trabajar una temporada en China, lo recomendable es solicitar un visado multientrada para tres meses. Una vez vencido ese plazo, podrá cambiarlo por un visado de trabajo, que permite una mayor estancia.

Sugerencias para no fracasar en los negocios con China

Un socio local  puede resultar una garantía de éxito y seguridad. Para no arriesgar en un primer contacto es aconsejable aliarse con un socio local. No todas las actividades o sectores lo requieren, pero contar con un socio chino asegura algo imprescindible en estos tiempos de negocios globalizados: la experiencia y contactos locales.

La presencia corporativa en las redes sociales es un requisito ineludible para el éxito empresario, en nuestros tiempos híper conectados. Los chinos son unos fieles seguidores de las redes sociales, aunque de las suyas propias. El Gobierno tiene bloqueadas las redes occidentales Facebook y Twitter, cuyo hueco lo ocupan Renren (más de 100 millones de usuarios registrados) y Sina Weibo (cerca de 400 millones), respectivamente. La red profesional Linkedin, por su parte, funciona sin problemas en el gigante asiático, aunque tiene un fuerte rival local llamado Tianji. Para prosperar con un negocio en China es muy importante tener en cuenta estas redes, aunque siempre midiendo mucho los mensajes, para no herir la sensibilidad de las autoridades políticas, que mantienen un férreo control sobre las comunicaciones.

Los empresarios y los emprendedores que quieran acceder a ese gigantesco mercado, deben explorar ese antiquísimo país con el mismo cuidado que pondrían si estuvieran descubriendo un nuevo continente.

Sobre el autor: Puerta a China

Consultora establecida en China desde 1999 especialista en comercio internacional, importar y exportar a China.

Deja un comentario